Refuerza Yucatán estrategias contra el cáncer cervicouterino

ssy-2

La SSY organiza jornadas académicas por el Día Nacional de la Lucha contra esa enfermedad.

Debido a que ya es considerado como un problema de salud pública, la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) se une a las acciones para combatir el cáncer cervicouterino al organizar jornadas académicas en el marco del Día Nacional de la Lucha contra este padecimiento, informó Javier Ademar Zaldívar, subdirector de Normatividad Médica de la dependencia.

En representación del titular de la SSY, Mauricio Sauri Vivas, comentó que el Estado, por indicaciones del Gobernador Mauricio Vila Dosal, ha reforzado las estrategias de prevención, entre los que se encuentra la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH), que es el principal factor de riesgo para el desarrollo de ese tipo de cáncer.

Dicha estrategia de nivel primario, sostuvo el funcionario, se dirige a niñas que cursan el quinto grado de primaria y a las que tienen 11 años de edad y no están escolarizadas, con el objetivo de que se les proteja antes de que inicien su vida sexual.

Asimismo, en el secundario, se trabaja en el acceso a las pruebas de detección oportuna de cáncer de cuello uterino en el rango de edad de 25 a 34 años mediante la citología cervical, y de 35 a 64 años para la detección del VPH mediante la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR). Finalmente, está el tratamiento de lesiones precancerosas detectadas.

Cuando la enfermedad ya existe, el terciario consiste en brindar acceso a las mujeres de todas las edades a tratamiento y manejo, lo que incluye cirugía, quimioterapia y radioterapia, y cuando el tratamiento curativo ya no es una opción se proporciona cuidados paliativos.

Dijo que otros de los factores de riesgo son el inicio de vida sexual sin protección en la adolescencia, antecedentes de otras enfermedades de transmisión sexual, múltiples parejas sexuales sin protección, tabaquismo, desnutrición y deficiencia de antioxidantes.

Ademar Zaldívar informó que en México desde el año 2006, el cervicouterino es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres, y en la distribución de casos el grupo de 50 a 59 años es el que registra mayor porcentaje, mientras que se observa un incremento a partir de los 35 años de edad. En cuanto al caso local, la tasa de mortalidad, según datos preliminares de 2017 es de 14.4.

Ante eso, enfatizó que la mejor herramienta para reducir la incidencia es la prevención, ya que la lenta evolución de la enfermedad y la accesibilidad del cérvix para su estudio permiten tener tiempo y métodos para ser detectada oportunamente, lo que hace que la neoplasia sea 100 por ciento tratable.

En ese sentido, se presentó el caso de Rosalba Ku Yah, paciente en remisión, que relató su experiencia en la lucha contra esta enfermedad, durante la cual contó con el apoyo de profesionales de la salud del Hospital General “Doctor Agustín O’Horán”, de quienes destacó la calidez en la atención.

Asistieron al evento, el director del “O’Horán”, Marco Antonio Cetina Cámara; la representante del delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Pedro Marín Campos, Mirna Guadalupe López Gutiérrez; la jefa del Servicio de Ginecología del “O’Horán”, Lía Bermejo Solís, y el director del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy), Alfredo Medina Ocampo.