El Dengue en Yucatán

El dengue es una enfermedad producida por un virus (denguevirus) de la familia de los Flavivirus, del cual hasta el momento existen 4 variedades diferentes capaces de producir inmunidad específica a cada serotipo en particular, pero no de tipo cruzada. Se caracteriza por fiebre, dolores musculares, dolores articulares, cefalea, ronchas en algunas ocasiones y otros síntomas menos frecuentes.

En algunas personas que ya padecieron dengue clásico, aumenta la probabilidad de que ante una nueva infección por otro serotipo viral del dengue, la enfermedad pueda complicarse, llegando a presentar manifestaciones hemorrágicas, con sangrados de encías, nariz, recto, menstruaciones más abundantes, por orina, etc., que sugieren el inicio de un caso probable de dengue hemorrágico, el cual debe ser atendido y estudiado por laboratorio en las unidades de salud. Cuando en estos casos por laboratorio se presentan plaquetas menores a 100 mil por ml y cifras de hematocrito menores a las esperadas sugieren hemoconcentración, que según su magnitud pueden llevar a un choque por dengue y a la muerte si no hay atención médica oportuna. Los signos de alarma de esta última forma grave del padecimiento son el dolor abdominal, vómitos y mareos entre los más importantes.

Historia de casos de la enfermedad en Yucatán.

dengue4

Aedes aegypti

Si bien la enfermedad existió en el país desde hace muchos años, en los años 60’s se logró la desaparición de la misma gracias a las acciones emprendidas para eliminar la fiebre amarilla, y con ello al mosco transmisor, que es el mismo del dengue, en todo el territorio nacional. Esta enfermedad resurgió en nuestro país a fines del año de 1979 como consecuencia de la disminución de las acciones, a los cambios demográficos y a otros factores de riesgo, como han sido las migraciones de poblaciones del campo a las ciudades, que se concentraron en áreas semiurbanas o conurbadas, con el establecimiento de viviendas precarias, hacinamiento, deficientes servicios públicos de agua y recolección de basuras, así como de importantes brotes de dengue en América del Sur, por virus importados de otros continentes. Entrando así al país, por la circulación habitual de personas, a través de Chiapas y extendiéndose hacia todo el país con predominio en las regiones de las Costas del Atlántico y Pacífico en donde prácticamente ha permanecido hasta la presente fecha en forma endémica.

debgue

Debido a que son 4 los serotipos que conforman la enfermedad, la introducción de cada uno de ellos ha significado la presencia de brotes con un número mayor o menor de casos, haciéndose más notorio en los años de 1996-97 en donde seintrodujo el serotipo III, con más de 5000 casos. En el 2001 y 2002 este fenómeno similar fue mejor contenido debido a cambios en el programa de prevención y control y la vigilancia epidemiológica, en cuanto a la oportunidad de las acciones, la confirmación o descarte de los casos presentados y al involucramiento de los municipios en términos de tratarse de un problema con grandes rasgos de mal saneamiento ambiental derivado de las carencias o rezagos de servicios de recoja de basuras, quienes contrataron personas para las acciones de intervención específicas. A partir del 2000, se ha comenzado a tener otra situación epidemiológica, al encontrar una proporción cada vez mayor de casos con manifestaciones hemorrágicas y otros de mayor severidad y en grupos de edad mas jóvenes, con relación al número de casos de dengue clásico, como ocurre en otros países en donde existe la endemicidad del padecimiento.

Lo cual quiere decir que estamos permanentemente expuestos a brotes de casos complicados si no se mantienen y mejoran las acciones de todos los niveles institucionales, municipales y de las familias para controlar la presencia de los factores de riesgo (patios limpios de vectores, de criaderos, etc.) que derivan en casos en el estado.

En resumen, durante los últimos años esta enfermedad se ha caracterizado por presentar en nuestro estado un número de enfermos mayor, en los menores de 15 años de edad, tal como ocurre en los países del Continente Asiático en donde es endémica. No obstante la mejora del programa de prevención y control en los últimos años y la consecuente reducción del número de casos, el riesgo de la presentación de casos graves se ha incrementado porque la mayor parte de la población ya tuvo el padecimiento y en estos es mayor la probabilidad de tener complicaciones.
[box style=”comment”]”El dengue es un problema de salud pública, difícil de evitar y sin embargo muy sencillo si todos participamos”[/box]

¿Cómo se transmite?

La enfermedad se transmite de humano a humano únicamente por la picadura del mosquito Aedes aegypti, que previamente pico a una persona enferma (en estado febril). El mosquito hembra infectado al picar a un ser humano sano, a los pocos días desarrolla la enfermedad, dependiendo del serotipo inoculado y de la susceptibilidad del huésped, la que condicionará la aparición de la enfermedad.

La característica principal es la convivencia estrecha del vector con el ser humano, ya que este le propicia sus principales criaderos para su reproducción y posteriormente lo alimenta con su sangre.
Debido a lo cual, las acciones de control del padecimiento, se dirigen específicamente a las del control de vector dado que este es el único transmisor del padecimiento.
on importantes las acciones que se dirigen al control del padecimiento las efectuadas a las 2 fases del desarrollo del vector, la fase aérea y la fase acuática.
En la fase aérea el mosquito hembra pica para alimentarse a una persona infectada en cuadro agudo, desarrollando la enfermedad en su organismo, posteriormente para continuar alimentándose, pica a otros individuos sanos infectandlos, continuando el ciclo de la misma.
En su fase acuática el vector deposita sus huevecillos en un deposito con agua (llantas, latas, ollas, botellas, etc.) de allí se desarrollan en unos pocos días en un ambiente propicio de humedad y calor, en el que logran aparecer sus larvas, que en 4 o 5 días se transforman en pupas que en pocas horas se transforman en mosquitos adultos.

¿Cómo se evita?

Debido a que la única manera de enfermarse es por la picadura del mosquito Aedes aegypti (hembra) infectado, la enfermedad puede evitarse, impidiendo ser picados por estos insectos, cuestión sumamente difícil en áreas tropicales húmedas como las costas de nuestro territorio nacional. Por lo que deben mantenerse los patios limpios en todas las viviendas, tirando los recipientes que no se utilizan en nada y que almacenen agua (botes, botellas, llantas) y se reproducen los moscos, tapar tinacos o embrocar otros para que no se llenen de agua y lavar las paredes de las pilas o los bebederos de los animales donde se depositan los huevecillos de los moscos y después resurgen las larvas (“gusarapos”) y los moscos. Las acciones de nebulización para combatir el mosco adulto deben realizarse ante la presencia del vector infectado (casos de dengue confirmados en un área) y en sitios de concentración de población por diversos eventos (playas, fiestas populares, etc.) pero evitarse para mantener el medio ambiente limpio de insecticidas potencialmente nocivos a largo plazo para la naturaleza y el ser humano.

NOM de vectores

NOM-032-SSA2-2002.- Norma para la vigilancia epidemiológica, para el control de enfermedades transmitidas por vector.

Participación comunitaria

Existen diversas maneras de combatir al dengue:

  • La nebulización
  • La eliminación de criaderos
  • La abatización
  • La Participación Comunitaria

Es importante enfatizar aún más sobre la nebulización, ya que existe la creencia generalizada de muchas personas, de que es la solución para terminar con los mosquitos, sin embargo solo nos brinda un alivio temporal y pasajero para la molestia de los mosquitos. Es la acción mas cara y menos efectiva en la lucha contra el padecimiento, pero produce satisfacción a la sociedad.

Es así como la eliminación de criaderos (llamada antes “descacharrización”) es utilizada en muchos lugares en donde el sistema de recolección de basura no es efectivo o no se cuenta con el mismo, y cuando se hace este debe ser selectivo para los criaderos verdaderos (llantas, botellas, latas, corcholatas, etc.). Esto junto con otras aciones complementarios para otros criaderos no desechables dentro de los patios de las viviendas o incluso en su interior, que deben taparse, “embrocarse” o lavarse periódicamente (tinacos, pilas, cubetas útiles, bebederos de animales, etc.).

En lo que se refiere a la abatización (polvo insecticida que dejan los brigadistas en las pilas y otros recipientes) este no es dañino para la salud humana ni de los animales. Es decir, es una de las principales acciones que se realizan en el interior de los domicilios y se efectúa únicamente a aquellos depósitos que contienen agua la mayor parte del tiempo y que no pueden ser eliminados (pilas, bebederos, tinacos, etc.).

La mejor manera de combatir a los mosquitos es logrando de que la comunidad se haga conciente de que es un problema que generalmente se origina en el interior de sus domicilios en los sitios donde se acumula agua y que son los sitios preferidos para la ovipostura de las hembras de mosquito. Manteniendo el patio de sus casas limpio, no solo se logra combatir el dengue, sino que se evita una gran cantidad de enfermedades que la acumulación de basura propicia.